Grafica a lusiva a  La biotecnología no es una solución al hambre en el mundo
CORPORACIÓN

GRUPO
SEMILLAS


COLOMBIA

Publicaciones

Revista Semillas

No se encontraron items
Contexto

La biotecnología no es una solución al hambre en el mundo

Liliane Spendeler, Amigos de la Tierra, Enero 14 de 2003, Este artículo ha sido consultado 4729 veces

Respuesta de Amigos de la Tierra a la Declaración de la Cumbre de Mundial sobre la Alimentación

Después de la clausura de la Cumbre Mundial sobre Alimentación en Roma y al ver la Declaración adoptada, Amigos de la Tierra lamenta que, al igual que en 1996, las políticas agrícolas y alimentarías no consideren las causas reales del hambre, sino que se queden estancadas en promover mitos que no tienen ninguna posibilidad de aliviar el hambre. Uno de estos mitos es la biotecnología, que a pesar de no poder considerarse como una solución seria al problema, se ha visto promovida por las empresas biotecnológicas y la administración estadounidense antes y durante la Cumbre. En su declaración final, la Cumbre Mundial sobre la Alimentación establece que”la introducción de nuevas tecnologías de eficacia probada, incluida la biotecnología, debería realizarse de forma inocua y adaptada a las condiciones locales para contribuir al aumento de la productividad agrícola en los países en desarrollo. Estamos resueltos a estudiar, compartir y facilitar el uso responsable de la biotecnología con miras a hacer frente a las necesidades de desarrollo”.


A este respecto, Amigos de la Tierra quisiera recordar lo siguiente :

1. Los potenciales impactos de la liberación en el medio ambiente y de la utilización en la alimentación de los organismos modificados genéticamente (OMG) a largo plazo no están evaluados. Desde el punto de vista ambiental, además del aumento de los insumos químicos y de los posibles efectos sobre el suelo, los cultivos transgénicos presentan el muy grave riesgo de propagar contaminación genética, siendo impredecible el comportamiento de los nuevos genes transferidos a especies silvestres y los peligros para los ecosistemas.

2. En cuanto a los alimentos, la aparición de nuevas toxinas o nuevas sustancias alérgicas no se ha descartado científicamente. Además, los muy recientes hallazgos de StarLink y otros transgénicos ilegales en la ayuda alimentaria procedente de Estados Unidos en Bolivia, Guatemala y Nicaragua son la prueba de que las empresas biotecnológicas no son capaces de controlar el paradero de su producción y que Estados Unidos está intentado colocar sus productos transgénicos, rechazados por los consumidores europeos en particular.

3. El problema del hambre no se debe a una producción agrícola escasa, sino al mal reparto de los recursos. Por ejemplo el 78% de los niños menores de 5 años desnutridos en el Sur viven en países con excedentes de alimentos. Para resolver este problema, son imprescindibles unas decisiones políticas para alcanzar una mayor justicia entre individuos y entre países. En las condiciones actuales de organización de los mercados, un aumento de la producción no servirá para abastecer a los más necesitados.

4. La introducción de los OMG en la agricultura crea el monopolio de unas multinacionales del norte sobre la producción de alimentos, lo que pone en peligro la soberanía de los pueblos y de los países. Las semillas transgénicas están desarrolladas y vendidas bajo patentes por un puñado de grandes empresas que se pueden permitir la investigación biotecnológica, ciertamente no movidas por motivos humanitarios, sino por la rentabilidad de sus actividades.

5. La promesa de la revolución verde de erradicar el hambre en el mundo no se ha cumplido sino que creó más desigualdades; la biotecnología exacerbará este fenómeno. La revolución verde hundió a los agricultores más pobres y privó así a millones de familias de su única fuente de alimentación. La introducción de los  OMG en la agricultura tal y como está planteada actualmente va en el mismo sentido y probablemente agravará el hambre en el mundo. Incluso si se probara que los cultivos transgénicos permiten aumentar la productividad agrícola, sus peligros tanto ambientales como sociales hacen pensar que la biotecnología no constituye una solución adecuada al hambre en el mundo.  

 

_______________________________________________________

 *Amigos de la Tierra,  Liliane Spendeler, Tel: 91 847 92 48 
C.e.: Transgenicos@tierra.org

Publicado en Enero 14 de 2003| Compartir
compartir en facebook compartir en facebook

Recomiende este contenido

Los campos marcados con (*) son obligatorios






Do not fill, please:

Grupo Semillas

Calle 28A No. 15-31 Oficina 302 Bogotá Teléfono: (57)(1) 7035387 Bogotá, Colombia. semillas@semillas.org.co
Sitio web desarrollado por Colnodo bajo autorización del Grupo Semillas
MAPA DEL SITIO | CONTACTENOS