Grafica a lusiva a  Empresa comunitaria Buenos Aires EMCOBA
CORPORACIÓN

GRUPO
SEMILLAS


COLOMBIA

Publicaciones

Revista Semillas

Gráfica alusiva a 21

Edición
21

Revista Semillas

Suscribase por $45.000 a la revista Semillas y reciba cuatro números, dos por año

Equipo Editorial

Comité coordinador
Germán Alonso Vélez
Hans Peter Wiederkehr
Astrid Álvarez
Margarita Flórez
María del Pilar Valencia.
Director:
Germán alonso Vélez
Editora:
Lina María Salgar
Ilustración portada:
Mercado local, Villa de Leyva (Boyacá) Carlos Gómez Ariza: guanenta5@hotmail.com
Obra contraportada:
Germán alonso Vélez
Publicación auspiciada por Swissaid

Experiencias locales

Empresa comunitaria Buenos Aires EMCOBA

EMCOBA, Julio 01 de 2004, Este artículo ha sido consultado 16009 veces

EMCOBA es una empresa comunitaria, que se identifica como un modelo de producción agropecuaria sostenible e impulsa el desarrollo rural, es decir que trabaja en proyectos agro­pecuarios con la comunidad y a su vez es un centro experimental en el que la población puede capacitarse, con el objeto de aprovechar todo lo que esta finca brinda. A su vez es un laboratorio de investigación que busca avanzar en técnicas agrarias y pecuarias para lograr una mejor calidad y eficiencia en los problemas y servicios que están a disposición de la comunidad.

La organización comunitaria se consolidó por el acuerdo de varios grupos familiares ubicados en El Dovio, en el departamento del Valle. Inicialmente nos agrupamos agrupamos con el propósito de trabajar en proyectos agrícolas y pecuarios; pero la falta de agua para los cultivos, las dificultades con el riego, el uso exagerado de agrotóxicos, los altos costos de producción y la violencia generada por el narcotráfico y la guerrilla ocasionaron que la organización comunitaria (Agrodov) decayera y fuese cada vez más difícil trabajar en el campo. Por lo cual los núcleos familiares emigramos de este sector a otro territorio en busca de mejores condiciones de vida.

Migramos tres familias numerosas: familia Agudelo, familia Bahos y familia Aguirre, conformada por 14 matrimonios, quienes nos instalamos en la vereda Bajo Semisa del municipio de Puente Nacional, en el departamento de Santander. Traíamos en mente desarrollar un trabajo comunitario de familias que habíamos iniciado en nuestras tierras. A los seis meses la familia Bahos no soportó la difícil situación que se estaba presentando y tomó la decisión de regresar al Valle, igualmente pasó con la familia Aguirre ya que después de un año de su llegada resolvió volver a su tierra; a la familia restante nos correspondió continuar con el proyecto y asumir las deudas de tierra con la Caja Agraria y de vivienda con Servi­vienda. La familia Agudelo lideró en ese momento la decisión de afrontar los problemas sociales y económicos que se presentaron.

Todo esto nos ocasionó que las personas que nos establecimos en la finca acudiéramos al Incora, para solicitarle ayuda con la deuda adquirida con la Caja Agraria. El Incora asumió y compró la deuda de tierra que la empresa comunitaria había adquirido con la Caja Agraria y la empresa se benefició con intereses más bajos (4% anual) y plazos más amplios con el objeto de poder terminar de pagar la deuda al Incora en el año 2006. Este proceso duró año y medio y gracias a la intervención del Gerente General del Incora en ese entonces, logramos dicha transacción acorde con los evaluadores de la Caja Agraria y el Incora.

 

¿Qué es EMCOBA?

En el año 1990, al ser incluidos en el Incora por la ley 135 de 1961, conformamos la Empresa Comunitaria Buenos Aires EMCOBA y desapareció así la asociación inicial. Nos adjudicaron 30 hectáreas como mecanismo flexible ante la ley UAF que exige 10 hectáreas por familia. Con el fin de iniciar los proyectos productivos pedimos asesoría, capacitación y tecnología a la Federación Nacional de Cafeteros, el Sena, el Centro de Investigación para el mejoramiento de la Agroindustria Panelera CIMPA y el ICA.

A su vez la comunidad santandereana y boyacense entendió la actividad de la empresa comunitaria y su vocación agrícola orientada a la mínima utilización de agroquímicos y a la difusión de la agricultura orgánica como soporte de una nueva alternativa para el sector.

Los excelentes terrenos para la agricultura, la buena calidad del agua y el clima agradable son atributos de la finca que actualmente es denominada Buenos Aires (EMCOBA), en el municipio de Puente Nacional, vereda Bajo Semisa, departamento de Santander. Con todas estas ventajas planificamos la finca en tres áreas así: caña para el trapiche ya que este existía, café por la experiencia en el Valle del Cauca y la ganadería. Creamos un sistema mixto para la explotación de la finca, que hasta el momento ha dado resultado, en el que parte del trabajo es comunitario y la otra parte es individual.

Poco después empezamos a trabajar con peces por la buena calidad del agua y la posibilidad de hacer los pozos; también, por la utilidad de los subproductos de la caña, iniciamos la crianza de cerdos, pollos y conejos. En la parte agrícola contamos con cultivos de café, plátano, hortalizas y frutales; además construimos la infraestructura para el procesamiento del café.

La empresa comunitaria cuenta con vivienda para cada uno de los socios, guardería infantil, campos deportivos, un moderno centro de capacitación conformado por un salón para reuniones, alojamiento para los visitantes, restaurante y zona de cafetería; todo esto con el propósito de brindar hospitalidad, capacitación, formación teórica y experimental a los usuarios (líderes campesinos, estudiantes, profesionales, etc.); este centro fue acondicionado y dotado gracias a la colaboración de una organización internacional.

Otra de las entidades que nos prestó ayuda en capacitación orgánica y en la construcción del invernadero fue Ecofondo; con el fin de mostrar a los campesinos de la región los beneficios de producir bajo invernadero. De igual manera establecimos la planta de concentrados con el objeto de ahorrar costos y suministrar buena alimentación a los animales que allí se crían. Este proyecto funciona desde el año 1997.

 

Actividades

Como empresa, en EMCOBA desarrollamos actividades de investigación y producción agropecuaria tradicional, fomentando la producción agropecuaria ecológica y la producción limpia; que ha servido como modelo para estudiantes de universidades e instituciones técnicas y comunidades campesinas con propósitos de capacitación y actualización. La finca enfatiza en la visión integral del proceso productivo agropecuario y el desarrollo conjunto de hombres y mujeres, estimulando así las relaciones interperso­nales, la mutua colaboración, el trabajo en equipo y una visión ecológica que implica un verdadero compromiso como alternativa agropecuaria.

En EMCOBA hemos desarrollado una labor muy importante en la provincia de Vélez y gracias a ello las entidades del sector agropecuario de la provincia han comenzado un proceso agroecológico, como ocurre con las UMATAS, Pastoral Social de Vélez y colegios; algunos municipios ya han incluido este proyecto en los planes de gobierno como alternativa para la conservación de los recursos naturales y del medio ambiente.

También venimos trabajando con los campesinos de la región una propuesta de conservación y rescate de las semillas tradicionales y a través de ello hemos recuperado unas 25 variedades alimenticias, 25 arbustivas, 10 forrajeras, etc. Hemos participado en encuentros regionales, nacionales e internacionales para la recuperación de semillas y la soberanía alimentaria, permitido el intercambio a través del trueque con otras organizaciones del país.

En la actualidad en EMCOBA ofrecemos talleres de capacitación en agricultura orgánica. Para ello poseemos instalaciones y cultivos demostrativos con el fin de generar un modelo de desarrollo agropecuario en la región y en el país. Además experimentamos con proyectos de ganadería, cerdos y pollos y analizamos la posibilidad de la creación de una área de capacitación universitaria en el campo de las ciencias agrarias.

A partir del año 1995 empezamos un proceso de transformación de la finca: de producción de monocultivo de caña panelera a policultivos, pero con énfasis en agricultura orgánica. Es así como comenzamos a implementar un centro de capacitación, con el objetivo de capacitar a los miembros de EMCOBA y a algunos campesinos en el aprendizaje, a través de cursos cortos de tres y cuatro días, donde enseñábamos temas como el manejo del suelo, el uso de biopreparados, trofobióticos, purines y abonos orgánicos; estos procesos se realizan de forma teórica y practica. A la par que fuimos haciendo estos procesos de capacitación implementamos algunos cultivos en EMCOBA como las huertas, el café, plátano, yuca, maíz fríjol; todo esto bajo un concepto de agricultura orgánica y han servido como modelos demostrativos para las giras de aprendizaje que hacen otras instituciones a EMCOBA.

Contamos con una pequeña planta de concentrados en la cual elaboramos alimentos para animales con todos los requerimientos nutricionales que se necesitan para la producción pecuaria (ganado, cerdos, pollos y conejos), pero con la diferencia que no suministramos preservativos ni hormonas de crecimiento, lo que hace que los productos sean más sanos. Simultáneamente realizamos un proceso investigativo de dietas alternativas para animales a partir de subproductos de origen animal y vegetal, en este sentido elaboramos ensilajes de contenido ruminal con harinas como alfalfa, maíz y melaza, en el cual obtenemos un producto de muy buena calidad y bajos costos; además ensilamos pulpa de café, cáscara de naranja, sangre y desechos de cosecha (zanahoria, yuca, plátano).

También hemos venido innovando las instalaciones pecuarias, las cuales son fáciles de construir y más económicas que las construcciones convencionales. La tecnología del muro tendinoso para las porquerizas y galpones para pollos, en la cual utilizamos madera de la región o guadua, alambre de púa, grapas, arena, cemento y zinc, lo que las hace un 20% más económicas que las construcciones tradicionales. Otro tipo de construcción que implementamos para cerdos es la construcción de cama profunda, ésta consiste en utilizar maderas o guaduas de la región para hacer unos corrales techados, el cual va en tierra y le agregamos de 20 a 25 cm de viruta/aserrín de madera o bagazo de caña. El manejo fitosanitario para los animales lo hacemos mediante tratamientos homeopáticos y herbarios.

En la parte ambiental hemos hecho una labor muy importante en el manejo de aguas servidas tanto de la producción pecuaria como de las familias. En este caso hemos hecho biodigestores tipo chorizo para el cual se necesita una zanja, plástico tubular, ladrillos, arena y cemento, por medio del cual pasamos los estiércoles tanto del ganado como de los cerdos; a través de una descomposición anaeróbica de micro­organismos nos producen gas metano y bioabono, evitando con ello el uso de leña como combustible y el ahorro de gas propano y la contaminación que estos generan. También trabajamos laguna de oxidación y pozo séptico para el manejo de las aguas servidas de las casas, que reutilizamos para riegos y en lagos para peces.

Dentro del manejo ambiental trabajamos en la parte de aislamientos y reforestación de cuencas, nacimientos de aguas con árboles nativos y guaduas que nos han permitido sostener y recuperar los caudales tanto para la producción como la alimentación de las familias de EMCOBA y de algunos vecinos de la vereda.

De acuerdo con los estatutos de la empresa, existe una junta administradora conformada por un presidente, un secretario, un tesorero, un fiscal y los responsables de proyectos de ganadería, pollos, peces, planta de concentrados, centro de capacitación y proyectos agrícolas (café, plátano y otros).

Para lograr el meritorio reconocimiento municipal, departamental, nacional e internacional que nos reconoce como un proyecto viable para la solución de los problemas en el sector agropecuario del país, nos vimos obligados a sobrepasar grandes obstáculos económicos y sociales en el proceso de mantener este modelo organizativo.

En EMCOBA estamos en capacidad de ofrecer al campesino de la región, estudiantes e interesados, conocimientos técnicos, experiencia organizacional y productiva, en pos de un mejoramiento social, cultural y económico para la comunidad.

 

Conformación sociocultural de EMCOBA

1.   En total somos nueve familias que vivimos dentro de las instalaciones de EMCOBA; de la misma manera la población de la granja está conformada por 20 mujeres y 19 hombres, obteniendo un total de 39 personas que constituyen el núcleo de trabajo dentro de la empresa. Las edades oscilan entre 1-73 años.

2.   Además de los estudios primarios y secundarios, casi la totalidad de los socios participamos en cursos y talleres de capacitación, organizados por entidades educativas como el Sena o por entidades encargadas del sector como son el Cimpa y el ICA entre otros. El 17% de la población poseemos un nivel educativo universitario que sirve de apoyo para la comunidad en pro del desarrollo del sector.

3.   Las construcciones agrícolas, pecuarias y familiares de EMCOBA cuentan con los servicios necesarios como son agua, luz y teléfono, para brindar comodidad a los integrantes de la empresa, al igual que a todas y cada una de las personas que nos visitan.

4.   En cuanto al tiempo de dedicación a la finca, determinamos que el 74,36% de la población dedica todo su tiempo a labores de la finca y el 25,64% dedica parte de su tiempo a colaborarle a EMCOBA ya que ellos realizan actividades independientes.

5.   Para la organización del tiempo dentro de las actividades a realizar en la finca, estructuramos un cronograma de actividades diario, éste lo plantea de acuerdo a las necesidades que se presenten y a las actividades que se tengan que realizar para ese día. El 60% del tiempo en la finca corresponde a las labores netamente agropecuarias y el 40% a actividades de capacitación como son estudio, seminario, talleres, etc.

6.   Las actividades extras que realizamos corresponden a recreación y deportes como encuentros amistosos, campeonatos o hobbies.

7.   El crecimiento educativo, económico, cultural y social a escala empresarial y a nivel personal son una evidente muestra de que EMCOBA está en continuo progreso.

 

__________________________________________________________

Informes: Empresa Comunitaria Buenos Aires, tel (+57 7) 7482278, emcoba@hotmail.com

Publicado en Julio 01 de 2004| Compartir
compartir en facebook compartir en facebook

Recomiende este contenido

Los campos marcados con (*) son obligatorios






Do not fill, please:

Grupo Semillas

Calle 28A No. 15-31 Oficina 302 Bogotá Teléfono: (57)(1) 7035387 Telefax: (57) (1) 2855728 Bogotá, Colombia. semillas@semillas.org.co
Sitio web desarrollado por Colnodo bajo autorización del Grupo Semillas
MAPA DEL SITIO | CONTACTENOS