CORPORACIÓN

GRUPO
SEMILLAS


COLOMBIA

Agroecología campesina por la soberanía alimentaria y la madre tierra, experiencias de la vía campesina

/ Enero 17 de 2023 / Este artículo ha sido consultado 16 veces

Guardar

Las mujeres, hombres, ancianos y jóvenes campesinos, indígenas, jornaleros, trabajadores rurales sin tierra, y otros pueblos del campo que hacemos La Vía Campesina estamos comprometidos con la lucha por la defensa y recuperación de nuestra tierra y territorios, que nos permiten preservar nuestro modo de vida, nuestras comunidades, y nuestra cultura. La agricultura campesina agroecológica que en ellos practicamos es una pieza clave en la construcción de la soberanía alimentaria y para la defensa de la Madre Tierra, principios éticos de vida basados en la justicia social y en la dignidad de los pueblos. Es decir, nuestra producción de alimentos agroecológicos se enfoca en la vida de las personas— nuestras comunidades, pueblos y naciones—en lugar de producir biomasa para celulosa, agrocombustibles, o productos de exportación para otros países.

Los pueblos indígenas, y todas nuestras tradiciones y culturas campesinas históricamente nos han enseñado el respeto a la Madre Tierra, por lo cual nos sentimos desafiados con la recuperación de nuestros saberes ancestrales de la agricultura y con la apropiación de los valiosos principios de la agroecología (que de hecho proviene en gran parte de nuestro conocimiento acumulado), para que así podamos producir en armonía con, y cuidando a nuestra Madre Tierra.

El proyecto de La Via Campesina es un “proyecto de vida,” para un campo con campesinas y campesinos, de comunidades rurales con familias, de territorios con árboles y bosques, montañas, lagos, ríos y costas, y se opone fuertemente al “proyecto de muerte” del agronegocio, de la agricultura sin campesinos ni familias, de monocultivos industriales, de áreas rurales sin árboles, de desiertos verdes y tierras envenenadas con agrotóxicos y transgénicos. Con nuestras acciones y prácticas las campesinas y campesinos de todo el mundo estamos activamente confrontando al capital y al agronegocio, disputando la tierra y el territorio con ellos.

Cuando controlamos nuestro territorio, buscamos practicar una agroecología campesina basada en sistemas locales de semillas campesinas, que es comprobadamente mejor para la Madre Tierra, pues ayuda a Enfriar el Planeta, y ha demostrado ser más productiva por unidad área que el monocultivo industrial, ofreciendo el potencial para alimentar al mundo con alimentos sanos y saludables, producidos de forma local, mientras que a su vez garantiza una vida con dignidad para el campesinado y para las generaciones futuras de los pueblos de campo. Asimismo, la soberanía alimentaria basada en la agricultura campesina agroecológica ofrece soluciones a las crisis alimentarias, climáticas, y otras crisis que está enfrentando la humanidad y que son producidas por el capitalismo.

Creemos que el origen de la agroecología está en el conocimiento acumulado y los saberes de los pueblos campesinos, sistematizado por un diálogo entre los diferentes tipos de conocimientos (“diálogo de saberes”) para producir la “ciencia”, el movimiento, y la práctica de la agroecología. Al igual que las semillas, la agroecología es un patrimonio de los pueblos del campo, por lo cual debe estar al servicio de la humanidad y de la Madre Tierra, libre de costo o patentes. Es “nuestra” y no está en venta.

Por tanto, como La Vía Campesina creemos que es importante recordar, recuperar, documentar, intercambiar, compartir, difundir, enseñar y utilizar estos conocimientos de nuestros pueblos en forma activa, incluso mientras los defendemos de la cooptación, la privatización y la distorsión. Hoy por hoy, muchas de nuestras organizaciones cuentan con procesos para recuperar, recopilar, compartir y enseñar este conocimiento de la ciencia agroecológica campesina, a través de procesos locales y grupos comunitarios, escuelas formales e informales, y de procesos de intercambio horizontal INTRODUCción como el sistema de campesino a campesino, de familia a familia, de comunidad a comunidad y de organización a organización, además con videos, cápsulas y programas de radio comunitarios, panfletos, publicaciones, folletos y otras formas de compartir y transmitir conocimientos sobre agroecología de manera creativa y usando metodologías alternativas.

Somos conscientes de que la agroecología se ve amenazada, actualmente, por intentos de cooptación. Gracias en parte a nuestro éxito en promover la transformación agroecológica desde abajo, ahora incluso las instituciones convencionales están considerando la agroecología como una propuesta importante. Sin embargo, la visión institucional de la agroecología es sumamente distinta a la nuestra, y esto es preocupante. De hecho, en estos momentos, la agroecología aparece dividida a grandes rasgos en dos frentes. El frente institucional que la considera básicamente como un conjunto de herramientas adicionales para la agricultura industrial, que en estos momentos se enfrenta a una disminución de la productividad y al aumento de los costos de producción debido a la degradación ecológica que provoca en los recursos productivos como el suelo, el agua, los pastos, la biodiversidad, etcétera. Es decir, ven a las herramientas agroecológicas como una forma de hacer un poco más sostenible este modelo industrial, sin desafiar de ninguna manera ni las relaciones de poder y exclusión, ni la estructura de monocultivo, ni el control corporativo que pone la ganancia por encima de la gente y de la Madre Tierra. Actualmente, hablan de “agricultura climáticamente inteligente,” “intensificación sustentable,” y agricultura orgánica estilo industrial. Para nosotros esto no es agroecología, y la rechazamos.

El otro frente, el de La Vía Campesina y aliados, no considera que la agroecología sea una herramienta para la agricultura industrial, planteamos que no es un mero juego de técnicas, sino mas bien la alternativa a la agricultura industrial, un modo de vida, una opción para transformar la producción de alimentos en algo mejor para el ser humano y la Madre Tierra. Nuestra agroecología es sumamente política, no es complaciente ni con las estructuras de poder ni con el monocultivo, mas bien desafía al poder, y coloca a las comunidades locales en el centro de la producción de alimentos, en armonía con la Madre Tierra.

Ha llegado el momento de luchar y oponer resistencia en favor de una agroecología campesina, verdadera, una agroecología transformadora y emancipatoria liderada por los pueblos campesinos. Podemos encontrar ejemplos de esta agricultura campesina agroecológica en todo el planeta, aunque los nombres que utilizamos varían mucho de un lugar a otro, ya sea la agroecología, la agricultura campesina, la agricultura ecológica o biológica, la agricultura natural, la agricultura orgánica, u otros.

Como La Vía Campesina pensamos que en este momento de disputa por la agroecología, es importante compartir avances en nuestros procesos para identificar, documentar, sistematizar y compartir los éxitos de la agroecología campesina. Con este cuadernillo, ofrecemos una selección inicial, una primera entrega, que refleja nuestra diversidad geográfica y cultural, nuestros procesos desde los muy locales hasta los nacionales e internacionales, el aporte central de las mujeres, nuestros procesos de formación, la importancia de construir mercados campesinos que alientan la producción agroecológica, nuestra lucha por políticas públicas mejores, que, en lugar de subvencionar al agronegocio, apoye a la producción campesina agroecológica, para que sigamos siendo campesinos y campesinas, produciendo alimentos sanos y cercanos para nuestros pueblos. Esperamos con esto, a la vez, socializar experiencias y procesos, y demostrar el gran potencial que tiene la agroecología campesina para la humanidad.


Previsualizar Archivo


Publicado en Enero 17 de 2023| Compartir
compartir en facebook compartir en facebook

Recomiende este contenido

Los campos marcados con (*) son obligatorios






Do not fill, please:

Grupo Semillas

Calle 28A No. 15-31 Oficina 302 Bogotá Teléfono: (57)(1) 7035387 Bogotá, Colombia. semillas@semillas.org.co
Sitio web desarrollado por Colnodo bajo autorización del Grupo Semillas
MAPA DEL SITIO | CONTACTENOS