Grafica a lusiva a  Río Pance, crónica de una muerte anunciada
CORPORACIÓN

GRUPO
SEMILLAS


COLOMBIA

Publicaciones

Revista Semillas

Gráfica alusiva a 28/29

Edición
28/29

Revista Semillas

Suscribase por $45.000 a la revista Semillas y reciba cuatro números, dos por año

Equipo Editorial

Comité coordinador
Germán A. Vélez
Hans Peter Wiederkehr
Astrid Álvarez
Margarita Flórez
Fernando Castrillón
Martha María Carmona.
Director:
Germán Alonso Vélez
Editora:
Martha María Carmona R.
Ilustración portada:
Camilo Hernández
Publicación auspiciada por Swissaid

Experiencias Locales

Río Pance, crónica de una muerte anunciada

Janio Jaramillo Flechas, Agosto 08 de 2006, Este artículo ha sido consultado 9931 veces

Janio Jaramillo Flechas[1]

 

El río Pance es el último de los siete ríos que le queda a Cali, la capital del Valle del Cauca, con cerca de 2.500 millones de habitantes. Los otros seis: ríos Cali, el Agua­tal, Santa Rita, Meléndez, Cañave­ralejo y el Lili, fueron convertidos en cloacas en solo 45 años, por proyectos similares al que amenaza de nuevo y por último, acometer la Empresa de Servicios Públicos de Cali, (Emcali), a pesar que está intervenida por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios; mediante la construcción sobre el río Pance, de un acueducto para surtir aguas para el consumo de la población del Sur de Cali, que presenta una expansión urbana hacia el vecino municipio de Jamundí. Este proyecto se pretende adelantar sin estudios y sin contemplar alternativas, para lo que requiere de la concesión de aguas respectivas por parte de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (C.V.C.) y su inclusión en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) del Municipio de Cali. Este proyecto amenaza irresponsablemente la violación de derechos e intereses colectivos y la destrucción de una zona ecológica importante, con grave impacto social, ambiental, económico y político.

En defensa de estos derechos y de los principios de Participación y Precaución, se entabló desde el 9 de marzo de 2005, una Acción Popular contra Emcali, el municipio de Cali y la C.V.C., cuya sentencia está por definirse en los próximos seis meses.

 

Descripción de la situación

Para comprender la magnitud del problema es necesario tener en cuenta los siguientes hechos concretos y verdaderos:

1.   El río Pance surca el corregimiento de Pance, con sus aguas cristalinas y frías, de principio a fin, en medio de bosques y paisajes naturales, recostado en un sector del Parque Farallones de Cali, desembocando en el río Jamundí, el cual a su vez vierte sus aguas en el río Cauca.

2.   El corregimiento de Pance con vocación agroeco­turística, pertenece a la zona rural de Cali.

3.   Existe una tradición, que forma parte de la cultura de los caleños, cultivada por cuatro generaciones, un siglo, de realizar los fines de semana el “paseo al río”, en familia. Hoy cerca de 70.000 personas llegan al río Pance cada fin de semana, a disfrutar de sus aguas y de su entorno, en medio del intenso calor de la ciudad.

4.   A 40 minutos, en bus urbano de $1.200, desde el lugar más lejano de la ciudad, por vía pavimentada se llega al Parque de la Salud o Ecoparque del río Pance, situado en toda la parte baja del río, constituyéndose esta zona en el sitio preferido de los caleños por su fácil acceso y seguridad, para la práctica de diversos deportes ecoterrestres. Es un hecho extraordinario para una ciudad como Cali y para sus habitantes, tener un río de estas características, literalmente dentro de la ciudad, al alcance de todos.

5.   Los campesinos y pobladores del corregimiento, se han constituido en los cuidadores naturales de la cuenca, con su sabiduría popular y mediante múltiples acciones encadenadas e invisibles, que permitan desarrollar cotidianamente la resistencia a la extinción del río.

6.   Para la atención de la romería de ecoturistas y familias que llegan de “paseo al río”, existe toda una economía natural, no planeada, pero organizada desde la base, formal, informal y segura, de generación de ingresos, insustituible por su importancia, que comienza con el mismo transporte, el cual en un año puede generar mínimo, por este solo concepto, ingresos de quince mil millones de pesos. Economía sobre la que se estruc­turan proyectos agroalimentarios, ecoló­gicos, turísticos, de reciclaje, educativos y de servicios varios.

7.   El río Pance surge así, como el primer río o río emblemático, de la intrincada red hidrográfica del Sur del Valle del Cauca y Norte del Cauca, reconocido así por la Gobernación actual del Departamento en comunicado público de marzo de 2006 y por Ecofondo, presentado en Foro que se realizó en Buga en abril de 2006, con participación y aprobación, de cerca de una treintena de destacadas organizaciones de la sociedad civil locales.

8.   La inversión estatal en la protección del agua del río Pance, de sus bosques aledaños y concomi­tan­temente de su biodiversidad, ha sido escasa, por no decir nula. No ha existido un plan coherente y articulado a políticas de protección de la cuenca hidrográfica por parte de las autoridades ambientales. Este año se contrató la formulación del Plan de Ordenamiento y Manejo de la Cuenca Hidrográ­fica del río Pance, con la firma Funvivir (Contrato C.V.C. No. 0005 de 2006), organización que no ha tenido nada ver con las problemáticas sociales de los pobladores del Corregimiento y mucho menos con la problemática ambiental del río.

9.   Emcali o la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, en posesión de la empresa, ha basado su decisión de construcción de un acueducto sobre el río Pance, sin ninguna consideración de alternativas, sin ningún estudio actualizado sobre el caudal del río, ni de impactos del proyecto; además en forma inconsulta y no planeada armónicamente con las instituciones estatales comprometidas y mucho menos teniendo en cuenta la participación de las comunidades afectadas.

10. Emcali, basa su decisión de construcción de un acueducto sobre el río Pance, únicamente en un estudio realizado por la firma Ingesam en 1992, estudio “enterrado”, dada su inconveniencia, por el Concejo Municipal de la época; y que además tampoco contempla alternativas.

11. El estudio de Ingesam, único soporte técnico de la decisión de Emcali, presenta caudales del río Pance, de los últimos treinta años hasta 1992. Pero dichos caudales, son el resultado de una regresión matemática; lo que lleva a que ninguno de los caudales sea real. Sencillamente porque desde 1962 no existe sobre el río Pance estación hidro­mé­trica instalada. La regresión fue calculada con base a unos pocos datos tomados puntualmente por la firma, en un período de cuatro meses. Los caudales resultados de la regresión, no tienen nada que ver con la realidad del río, puesto que estos han sido afectados gravemente por los intensos veranos de los últimos quince años en la ciudad y que hoy a pesar de las lluvias, continúan.

12. El estudio de Ingesam, se realizó para tomar 600 l/s, del caudal del río.

 

Hechos importantes en desarrollo de la Acción Popular

Proceso 2005/0888, ante el Tribunal Contencioso Administrativo del Valle del Cauca

A la fecha, junio de 2006, los siguientes son los hechos más importantes ocurridos desde la gestión de la Acción Popular:

     El estudio de Ingesam único estudio presentado por Emcali. Este estudio comentado anteriormente, es el único que ha presentado al proceso en el Tribunal y también ha sido el único estudio que ha presentado a la C.V.C., como soporte técnico a su solicitud de concesión de aguas.

    Designación del Perito. Por petición realizada en el escrito de la demanda, el Tribunal designa el 2 de septiembre de 2005 al CINARA, instituto de la Universidad del Valle, especializado en conservación del recurso hídrico, investigación y desarrollo en agua potable y saneamiento básico, como perito idóneo “dado el inmenso interés colectivo de la comunidad caleña por el resultado de este caso, frente a la falta de colaboración de las autoridades municipales y de Emcali a efecto de intervenir y socializar el proyecto que se objeta”; con base a la propuesta técnica presentada por el CINARA el 19 de agosto de 2005 “con el fin de establecer los impactos reales y las alternativas viables de solución y no consideradas en el proyecto relacionado con la construcción de un acueducto sobre el río Pance a la altura de la vereda La Vorágine, para surtir agua comercialmente a los pobladores del área del sur de Cali”. 

    La medida cautelar de suspensión del trámite de concesión de aguas. Solicitada esta medida desde la presentación de la demanda y también por el Procurador Judicial, el Tribunal, el 17 de enero de 2006, ordena a la C.V.C. “suspender el trámite de nuevas licencias de concesión de aguas sobre el río Pance”, dada la presentación formal de la solicitud de concesión por parte de Emcali a la C.V.C. desde el 6 de diciembre de 2005, para dotar agua según reza el formato de solicitud a 225.000 personas.

    Emcali compra el “Acueducto VER”. El 13 de enero de 2006, el diario el El País, publica en una página, declaraciones del gerente de Emcali, agente interventor de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, sobre la sorpresiva transacción de compra por $3.800 millones de pesos, realizada el 16 de diciembre de 2005, de un acueducto construido sobre una derivación del río Pance, con una concesión de aguas otorgada, por un volumen de 30 l/s, para surtir agua a cerca del proyecto, a 400.000 personas. 

   La ampliación de la medida cautelar. Dada la publicación anterior y por petición realizada desde la demanda, el Tribunal el 6 de febrero de 2006, ordena a la C.V.C. extender la suspensión del trámite de nuevas licencias, y a suspender también todos los trámites de traspasos de concesiones y de autorizaciones de ampliaciones sobre licencias ya otorgadas, y además se ordena a Emcali enviar al expediente los estudios que sirvieron de base a la decisión de compra del “Acueducto VER”. 

   La toma de decisiones de Emcali (Supe­rintenden­cia de Servicios Públicos Domiciliarios) sin realización de estudios previos. No habiendo enviado al expediente los estudios solicitados, el Tribunal extrañamente acepta esta conducta de Emcali y ordena a quedarse en este estado de información, hasta que el CINARA estudie dentro del peritaje y como alternativa, la del “Acueducto VER”. 

    Cambio de cronogramas y costos del peritaje. Por la compra del “Acueducto VER” y su “obligada” consideración como alternativa ordenada por el Tribunal, dentro del peritaje a realizar, el CINARA concerta con Emcali y el Municipio de Cali, la modificación de la propuesta inicial, de 2 a 3 meses en el cronograma y de $61.750.000 a $84.450.000 en los costos, siendo aceptada dicha concertación por el Tribunal en marzo de 2006. 

    En standbye la Acción Popular. Desde enero de 2006, se está esperando que se de el trámite requerido ante el tribunal para dar inicio al peritaje aprobado en firme desde diciembre de 2005. El Tribunal, no ha generado desde abril orden alguna al respecto, encontrándose la Acción Popular, de esta forma, en un limbo ya de tres meses. 

 

La Acción Popular y la movilización social

La Acción Popular es un instrumento de generación de oportunidades de desarrollo.

     El Estado. La Asamblea Departamental del Valle del Cauca, fue la primera institución en pronunciarse en marzo de 2005, en contra del proyecto de construcción del Acueducto de Emcali sobre el río Pance, “ni una gota de agua más, se puede permitir sacar del río”, lo repitieron diferentes diputados durante la sección, en la que intervinieron diferentes actores sociales comprometidos. La Gobernación del Valle del Cauca, a través del Director de Corpocuencas, consejero ambiental de la Gobernación, en comunicado público de Enero de 2006 y en el programa institucional del canal regional, hacen un llamado a la protección del río Pance, como patrimonio público de los vallecau­canos y valuarte ecológico de la región. El Consejo de Cali discute actualmente declarar al río Pance como patrimonio ambiental y cultural de los cale­ños. Aunque en la campaña electoral anterior, el tema no fue objeto de campaña, muy seguramente lo será para la de elección de Alcalde y Gobernación, por ser tema obligado de la ciudad.

    Las organizaciones de la sociedad civil. Desde el inicio, los sindicatos agremiados alrededor de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), han hecho su presencia en las diferentes convocatorias, extendiendo en su trabajo militante la denuncia. Otras organizaciones como: La Corporación para la Recreación Popular, Verde Verdad, Herederos del Planeta, Ecoparque de Pance, Cortupance, Funpance, Ongroups, Las Juntas de Acción Comunal del Corregimiento de Pance, estudiantes y profesores de la Universidad del Valle, las universidades y colegios asentados en el sur de Cali, organizaciones indígenas y afrodescendientes y algunos empresarios locales, hacen lo suyo desde sus posibilidades para enlazar, denunciar o presionar. Ecofondo en su campaña nacional “El agua un bien público”, declara el caso del río Pance, con la aprobación de más de una treintena de organizaciones que participaron en el foro realizado en el pasado abril en Buga, como ejemplar y prioritario para su atención.

    La atomización de las organizaciones del corre­gimiento de Pance. En el corregimiento de Pance, con una población aproximada de 2.000 habitantes, hacen presencia alrededor de 35 organizaciones sociales, pertenecientes al movimiento fundacional. Sus diferentes objetivos e intereses y algunas permeadas por grupos politiqueros, hacen más compleja la tarea de trabajar por la unidad de criterios y el desarrollo de un plan único general que genere logros dentro de la localidad. Sin embargo individualmente, todas cifran sus esperanzas en las oportunidades que les brinda el río, situado a diez minutos de la ciudad urbana y el hermoso entorno del Parque Farallones de Cali.

    Megaproyectos, otras Acciones Populares y movimientos. El sur del Valle del Cauca y el Norte del Cauca, es poseedor de una poderosa red hídrica, que culmina en la represa de la Salvajina. Este territorio está seriamente amenazado por diferentes proyectos que atentan contra esta riqueza natural y biodiversa y por supuesto contra los derechos e intereses colectivos de los pobladores de esta región claramente multiétnica; puesto que allí estan asentados territorios campesinos, de cabildos indígenas y de afrodescendientes ances­trales. Es importante y urgente comprender y unirse con un coordinador de trabajo de campo, para poder enfrentar efectivamente lo que acá está ocurriendo. 

Mediante este artículo, se hace un llamado a todos los actores y organizaciones sociales, nacionales e internacionales, comprometidos en la defensa de la ruralidad, del medio ambiente y las luchas sociales y por el desarrollo de mejores condiciones de vida, a manifestar su apoyo urgente contra la amenaza en ciernes.

 

_________________________________

Solicitamos enviar recolección de firmas al Tribunal, documentos en defensa del río Pance y de rechazo a la construcción del Acueducto proyectado por Emcali, a las siguientes entidades:

·          Al Gerente de Emcali al CAM, Torre Emcali, Piso 4.

·          Al Alcalde Municipio de Cali. CAM, Torre Alcaldía, Despacho del Alcalde

·          Al Director de la C.V.C. Carrera 56 No. 11 - 36

·          A Tribunal Contencioso Admistrativo del Valle del Cauca (Acción Popular No. 2005/0888). Calle 8 No. 1 – 16, oficina 203. Telefax 8880500

 


[1]Janio Jaramillo Flechas. Ing. de sistemas y Sociólogo. Fundación ONGroups. C.e: jaramilloflechas@yahoo.com

Publicado en Agosto 08 de 2006| Compartir
compartir en facebook compartir en facebook

Recomiende este contenido

Los campos marcados con (*) son obligatorios






Do not fill, please:

Grupo Semillas

Calle 28A No. 15-31 Oficina 302 Bogotá Teléfono: (57)(1) 7035387 Telefax: (57) (1) 2855728 Bogotá, Colombia. semillas@semillas.org.co
Sitio web desarrollado por Colnodo bajo autorización del Grupo Semillas
MAPA DEL SITIO | CONTACTENOS