Grafica a lusiva a  La consulta popular de Arbeláez dijo NO a la exploración y explotación de hidrocarburos en la región del Sumapaz
CORPORACIÓN

GRUPO
SEMILLAS


COLOMBIA

Publicaciones

Revista Semillas

Gráfica alusiva a 69/70

Edición
69/70

Revista Semillas

Suscribase por $45.000 a la revista Semillas y reciba cuatro números, dos por año

Equipo Editorial

Comité coordinador
Germán A. Vélez
Mauricio García
Yamile Salinas Abdalá
Dora Lucy Arias
Fernando Castrillón
Gladys Moreno
Viviana Sánchez Prada
Director:
Germán A. Vélez Ortíz
Editora:
Viviana Sánchez Prada
Fotografías:
Camilo Toro
Angélica María Cuevas
Viviana Sánchez
Luisa Fernanda Robayo
Gregorio Díaz Granados
Andrés Carreño
autores y colaboradores
tomadas de internet
archivo Grupo Semillas.
Ilustración portada:
Andrés Carreño Manosalva
Obra contraportada:
Viviana Sánchez Prada - vivianasp1127@gmail.com
Publicación auspiciada por Swissaid

Experiencias locales

La consulta popular de Arbeláez dijo NO a la exploración y explotación de hidrocarburos en la región del Sumapaz

Colectivo socio-ambiental de Arbeláez Guacaná - Fundación Gusta Guchipas, Colombia, Abril 04 de 2018, Este artículo ha sido consultado 1314 veces

Arbeláez es un municipio ubicado en la provincia del Sumapaz 85km al sur occidente de Bogotá, sus suelos van desde los 290 msnm en la zona sur que da al río Sumapaz (principal afluente hídrico de la región) hasta los 3.900 msnm en el páramo del Sumapaz (el más grande del mundo). Fue lugar de asentamiento de indígenas sutagaos y panches.

 

Hoy, Arbeláez tiene casi trece mil habitantes que en su mayoría desempeñan actividades agropecuarias y en menor medida al comercio derivado del turismo. El confortable clima templado y la amabilidad de su gente han hecho identificar al municipio como “ciudad tranquila y acogedora de Colombia” lugar donde el arte y la cultura identifican al ciudadano teniendo eventos de todas las categorías durante lo corrido del año; resaltando la diablada, el concurso de disfraces y la tradicional apuesta de disfraces (única en el país) las cuales se celebran en el mes de diciembre. Acá somos Arbelaences o Arbelaezunos, gente orgullosa de trabajar el campo y mantener linda la tierra para disfrutar con bienestar los más hermosos paisajes y atardeceres.

 

Transcurría el año 2013 y una empresa colombiana subordinada de una canadiense, citó un par de reuniones con juntas de acción comunal para informarle a la comunidad que había petróleo, lo cual significaba mucho dinero y además bienestar para el municipio. “No éramos más de cuatro jóvenes universitarios interesados en averiguar cómo era que de eso tan bueno iban a dar tanto, así que

asistimos a las reuniones”. Con gran tristeza y algo de rabia comprobamos que los argumentos de las empresas eran una completa farsa. Nos contaron que una empresa llamada Alange Energy Corp. ejecutaría el título de hidrocarburos COR 33, que tenía una dimensión que apenas ocupaba cinco municipios de la provincia y que consistía básicamente en despejar toda forma de vida de un polígono de terreno para sacarle petróleo durante cuarenta años, mientras la gente disfrutaba de la bonanza económica que ello implicaba y que cuando se acabara el crudo; entonces, devolvían la tierra a su sitio y dejaban todo como estaba antes.

Como no pudimos comernos el cuento, nos pusimos a estudiar para entender la dinámica del asunto. Así nos enteramos que había más y más grandes títulos de explotación de hidrocarburos en el municipio, incluso por fracking como el COR 4 y además títulos para explotación de carbón, arenas y materiales de construcción; y para su implementación la empresa debe cumplir unos requisitos para obtener licencia de exploración y explotación, que incluye entre otros un estudio de impacto ambiental. Conseguimos el dichoso documento y con la ayuda de amigos de semilleros de investigación académica de varias universidades descubrimos que era una mentira total y comprendimos que era también una amenaza a la conservación de nuestros ecosistemas.

 

El amor por Arbeláez y por la tierra misma se materializó, mediando el 2014 empezamos a hacer trabajo comunitario, inicialmente éramos once jóvenes intentando crear conciencia colectiva en un municipio con más de cincuenta años de conservatismo y gamonales políticos poco interesados en defender el territorio. Algunas personas mayores se apropiaron del asunto y aunamos esfuerzos para incidir social, política y jurídicamente en la solución al problema. Una vez ganados los espacios y la atención de algunos, comenzamos con el arte y la cultura a crear conciencia de la amenaza y con el tiempo estábamos realizando ponencias didácticas para informar de la situación y describir las características e implicaciones reales de este tipo de proyectos; primero en colegios y espacios públicos, luego con juntas de acción comunal y cualquier otro grupo o gremio, realizando el recorrido por todo el municipio.

En 2015 evidenciamos la necesidad y la fortaleza de trabajar como región, al igual que los ecosistemas que se interconectan, se alimentan y se cuidan mutuamente sin distinción de fronteras. Las estrategias implementadas nos llevaron a realizar un foro provincial con los candidatos a las alcaldías de la región discutiendo el tema y solicitando públicamente la realización de consultas populares en cada municipio del Sumapaz.

Durante el 2016 nos asesoramos de otras experiencias y repetimos el recorrido por todo Arbeláez, esta vez no solo para informar y aclarar, sino para plantear una alternativa jurídica y pacifica que da esencia al estado social de derecho y ejercita la democracia directa y participativa “la consulta popular”.

 

A inicios de 2017 la consulta popular ya era un tema común para los arbelaezunos y la administración empezó el trámite para solicitarla con el apoyo unánime del concejo municipal. - ¿Está usted de acuerdo SI o NO con que en el municipio de Arbeláez se realicen actividades de sísmica, exploración, explotación y lavado de hidrocarburos y/o minería a gran escala?- Esa era la pregunta que decidiría nuestro futuro. Entonces convocamos a todos los habitantes de Arbeláez a conformar comités por el NO y a participar de una única campaña colectiva sin distinción de credos, colores, edades o cualquier otra forma de dividirnos.

 

Arbeláez vota NO, fue el nombre de la campaña que nos unió y el colectivo socio - ambiental de Arbeláez Guacana conformado por veintitrés jóvenes sumapaceños, se encargó nuevamente de recorrer el municipio; esta vez puerta a puerta para hacer que cada persona se apropiara del tema, saliera a representar su historia y su porvenir y dijera NO a la aniquilación de los ecosistemas y las actividades económicas que tanto amamos. Realizamos varios eventos pequeños por sectores en el municipio y también concentramos la población en el parque municipal para hablar abiertamente del tema y compartir algo de la identidad cultural de todo el Sumapaz.

El 9 de julio de 2017 salió el sol más temprano que de costumbre, ese día fuimos casi treinta jóvenes hijos de Arbeláez en la familia “Guacana”, más de 200 colaboradores del municipio y de todo el país; pues ese día, ahí estábamos Cajamarca, Cumaral, Piedras, Cabrera, estaba toda la provincia del Sumapaz; a su vez, Arbeláez estaba en Pijao (Quindío) y viceversa pues toda Colombia estaba en estos dos municipios que alzaban su rostro y decidían sobre su propia realidad. A las 4:51 pm seguros de haber superado el umbral de votación (2.958 votos) se le comunicó a la comunidad que con la participación de 4.376 sufragantes, el 98,54 % (4.312 votos) dijo ¡NO! a la exploración y explotación de hidrocarburos y/o minería a gran escala en el municipio, dejando en claro que la autonomía territorial está por encima de cualquier valor comercial.

 

La bioregión del Sumapaz aún enfrenta amenazas minero-energéticas y las organizaciones sociales y ambientales del territorio estamos presentes para articular a nuestras comunidades y proteger legítimamente nuestros municipios. Ahora en Tibacuy, Sibaté, Pasca, San Bernardo, Fusagasugá y en toda la región se promueven consultas populares y se trabaja en la recuperación de ecosistemas creando conciencia encaminada a la justicia ambiental y social que precisamos para seguir construyendo la paz que tanto anhelamos. 

 

Previsualizar Archivo



Publicado en Abril 04 de 2018| Compartir
compartir en facebook compartir en facebook

Recomiende este contenido

Los campos marcados con (*) son obligatorios






Do not fill, please:

Grupo Semillas

Calle 28A No. 15-31 Oficina 302 Bogotá Teléfono: (57)(1) 7035387 Telefax: (57) (1) 2855728 Bogotá, Colombia. semillas@semillas.org.co
Sitio web desarrollado por Colnodo bajo autorización del Grupo Semillas
MAPA DEL SITIO | CONTACTENOS