CORPORACIÓN

GRUPO
SEMILLAS


COLOMBIA

Publicaciones

Revista Semillas

Gráfica alusiva a 61/62

Edición
61/62

Revista Semillas

Suscribase por $45.000 a la revista Semillas y reciba cuatro números, dos por año

Equipo Editorial

Comité coordinador
Germán A.Vélez
Yamile Salinas Abdalá
Mauricio García
Rafael Colmenares
Fernando Castrillón
Director:
Germán A.Vélez
Editora:
Viviana Sánchez
Fotografías:
Viviana Sánchez
archivo Grupo Semillas
web.
Ilustración portada:
José Alberto Torres
Obra contraportada:
Viviana Sánchez
Publicación auspiciada por Swissaid

Experiencias locales

En la protección de la laguna de Tota y sus municipios aledaños

Myriam Yaneth Acosta Salamanca, Colombia, Diciembre 10 de 2015, Este artículo ha sido consultado 1022 veces

El departamento de Boyacá conformado por 15 provincias y 123 municipios, es conocido por su gente humilde y bondadosa que con una sonrisa labra sus fértiles tierras y admira sus verdes montañas en las que se encuentran el 30 % de los páramos de Colombia. La Provincia de Sugamuxi con sus 13 municipios, alberga el 27 % de estos ecosistemas privilegiados por el agua y entre muchas otras maravillas, alberga la laguna de Tota que cuenta con una capacidad de embalse de 2´023.000 m3 convirtiéndose en la fuente de vida para los municipios del sector sur de la Provincia, la riqueza hídrica del Sugamuxi está lejos de agotarse con esta maravilla. Este territorio es cuna de lagunas y cascadas y en el nacen los ríos Upia, Cusiana y el río Tota que hace parte del río Chicamocha, basta dar unos pasos para bañarse los pies, sus hermosos paisajes vislumbran los ojos de los turistas nacionales y extranjeros.

 

 

Parte del valle del Sugamuxi. Se observa los municipios de: Firavitoba, Iza, Tota, Cuitiva, Pesca y Sogamoso.

 

 

 

Es una tierra Muisca que narra cómo los caciques Suamox[1], gobernaron con fronteras altas y frías, esta historia está viva, es suficiente recorrer las montañas para tropezarse con los grandes lienzos de roca, o sentir en los antiguos árboles ese espíritu de los viejos habitantes. Los pocos museos también dan cuenta de esto y en los lugares representativos, la gran riqueza arqueológica de esta provincia está custodiada.

El Sugamuxi es un territorio donde predomina el microfundio, las comunidades tienen como vocación la agricultura, la ganadería, las artesanías, el turismo, la industria y la pequeña minería, pero las voces del ‘desarrollo’ llegaron con un sin número de concesiones mineras a gran escala y varios bloques petroleros.                                                                                                                                                                                                     

Esta amenaza fue la chispa para unir personas de Iza y Cuitiva, después los municipios de Pesca, Firavitoba, Sogamoso y Tota aportaron sus gentes y fue en medio de las socializaciones de los proyectos extractivistas,  resistiendo la alquimia de las palabras, donde se dio origen a El Colectivo por la Protección de la Provincia del Sugamuxi[2].

El colectivo apoya a las comunidades de Tópaga, Corrales, Monguí, Tasco, Soatá, Rondón, entre otros municipios del departamento de Boyacá y del país, así como en la audiencia pública para el Proyecto Unión Temporal Omega Energy, el paro en el páramo de Pisba, la visita al proyecto Carboandes por medio de la actividad “Boyacá con ruana y sombrero protege su suelo”.

El proyecto de exploración y explotación de hidrocarburos licenciado a Hocol S.A. y luego cedido a Maurel & Prom Colombia B.V multinacional francesa, para el área de interés Muisca, ha sido uno de los principales focos de atención por parte del colectivo. Este proyecto inició en 2009, realizando la exploración sísmica bidimensional 2D en los municipios de Tota, Pesca, Toca, Cuítiva y Aquitania, un pozo exploratorio que atrevidamente llamaron Bachué-1 y que ubicaron aproximadamente a un kilómetro y medio de la laguna de Tota, el pozo Suamox y el  último pozo perforado en el municipio de Pesca denominado Balsa 1, el cual ubicaron en la quebrada Chincua de importancia media para la cuenca del gran río Chicamocha. Es importante tener en cuenta que estos tres pozos se encuentran en el complejo de Páramo Tota Bijagual Mampacha a más de 3.000 m.s.n.m.

Este proyecto tiene aprobado la construcción de diez plataformas, las cuales les es permitida la perforación de tres pozos (dos pozos productores y uno para inyectar 8 litros por segundo de agua contaminadas en el subsuelo, no aptas para el consumo humano), más la concesión de agua de la laguna de Tota con un caudal de tres litros por segundo, la realización de pruebas de producción, el transporte de fluidos peligrosos a través de líneas de flujo y carrotanques, e incluso el vertimiento de aguas residuales por aspersión y riego en vías.

En el año 2012 se dio inicio a la socialización del proyecto de exploración sísmica Muisca Norte 2012 3D, a cargo del contratista de turno la compañía Geofísica Latinoamérica S.A.S, en los municipios de Pesca, Tota, Cuitiva, Iza, Firavitoba y Sogamoso. Este proyecto abarcaba un área de 35.200 hectáreas comprendidas en 22.000 predios y en la socialización se presentó a la sísmica argumentando que más daño hace una vaca, que las más de seis mil detonaciones de 2,7 kg de explosivo Sismigel Plus a una profundidad de 10.5 metros, cada una a 60 metros formando una cuadricula.

Con todo y esto la empresa petrolera que tenía proyectado realizar la exploración sísmica en tres meses, tardó más de un año en finalizar, gracias a la resistencia de las comunidades.  Casi paralelo se dio inicio a la socialización de la Actualización del Estudio de Impacto Ambiental para la Modificación de la Licencia Ambiental – En este E.I.A. solicitaron diez plataformas más en un área de cuatro hectáreas cada una -.

 

Plataforma Balsa -1, en la vereda Chinqua, del municipio de Pesca. 

 

Afectando el territorio vs expedición sísmica

La información base del estudio no concordaba con la realidad del territorio boyacense, sus mentiras más dañinas fueron presentar el territorio como un lugar llano, donde solo existían cinco nacimientos de agua, así los trabajadores presentaron el proyecto con pomposas palabras técnicas para que las comunidades no lograran entender lo que les decían. Además, utilizaron unos carros llamados Minivibros que provocan temblores.

Gracias a estas actividades el colectivo tomó la decisión de investigar, buscar información, asesoría, reconocer territorio, contactar a las comunidades, autoridades locales, regionales y nacionales, para hacer alianzas, realizar eventos académicos, participar en encuentros, e iniciar la enriquecedora cruzada denominada: «Expedición sísmica», en la cual se realizaron actividades como: demostraciones públicas de los errores del Estudio de Impacto Ambiental, la retractación de aproximadamente 1.000 permisos mediante peticiones concretas y debidamente probadas, dirigidas a las diferentes entidades estatales demostrando la flagrante violación de la Guía Sísmica, el territorio y la propiedad privada.[3]

Se realizaron talleres con la comunidad mediante las historietas de Don Getulio Montaña Laguna[4], Quejulia Páramo Flores, Cubio y la familia Montaña Laguna, con el leguaje boyacense. Se realizaron dos foros: Petróleo en Boyacá, (abril 13 de 2012), implicaciones de la exploración y explotación de hidrocarburos en Boyacá (Mayo 30 de 2013), al igual que una vigilia ecuménica en el municipio de Iza, participación en las sesiones de Concejos Municipales, en la Asamblea Departamental de Boyacá y Audiencia Pública en el Congreso de la República.

 

 

Vereda Mombita Llano del municipio de Firavitoba. Área pantanosa donde se encuentran varios nacimientos de agua. 


 

 

Otras manifestaciones como protestas, marchas y bloqueo pacífico, cuando comenzaron las detonaciones de los puntos de disparo, que afectaron la tubería del acueducto de Firavitoba, la vía en la urbanización Villa Rosita y las casas de patrimonio de interés cultural. Se realizó una maratón en los municipios del área de interés para que las personas interesadas en constituirse como terceros intervinientes del proyecto pudieran participar. También la solicitud de revocatoria directa contra la resolución 2000 del 16 de octubre de 2009 con más de 1.000 firmas de la provincia de Sugamuxi, la cual fue rechazada por el ANLA.

En base a estas actividades, logramos que la empresa redujera el área de interés exploratorio, que la Procuraduría y la Contraloría, emitieran conceptos técnicos donde determinaron que en la región este tipo de proyectos son incompatibles con los derechos de las comunidades y la protección de la riqueza natural.

En este recorrido el Colectivo por la Protección de la Provincia del Sugamuxi ha contado con el apoyo de diferentes organizaciones y personas con las cuales se han logrado valiosos vínculos de colaboración como son: el Colectivo del Alto Ricaurte, la Asociación Acueductos de Tasco, el Colectivo Ecologista Campo, el Ing. Óscar Vanegas Angarita, el profesor Alfonso Avellaneda, el Diputado Jaime Raúl Salamanca, el ex representante a la Cámara Carlos Andrés Amaya, Censat Agua Viva, el Centro de Investigación y Educación Popular - Cinep, el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo CAJAR, la Corporación Podion, el Instituto Latinoamericano para una Sociedad y un Derecho Alternativos ILSA y algunos medios de comunicación regional y nacional.

 

Alteración del tejido social

Se han presentado muchas dificultades en la región debido a los trabajos de exploración sísmica como la ruptura del tejido social, conflictos intrafamiliares, interveredales e intermunicipales, alteración de la tranquilidad, aumento de los niveles de estrés de la población. También se recogieron y entregaron cables y aparatos receptores a las estaciones de policía de cada municipio por invadir los terrenos sin autorización, pero la policía los devolvía a las empresas porque no hay una ley sancionatoria.

Los municipios fueron afectados por remoción de masas y enormes grietas a: 66 casas en Pesca, más de 12 casas por el tránsito de tractomulas con el equipo para el pozo Balsa-1, una casa que se derrumbó en Cuitiva, 30 casas en Iza, 21 casas en Firavitoba, la vía que conduce de Sogamoso a Iza y la entrada principal de Firavitoba están fracturadas, lo peor sin señalización del peligro para transeúntes y carros de todo tipo; potreros con grietas, pérdida de nacimientos de agua y explosivos enterrados sin explotar. Se presentaron las respectivas quejas ante las personerías municipales quienes las remitían a la empresa que actuó como juez y parte evadiendo la responsabilidad. Hasta el momento los ministerios, ANH, ANLA, Procuraduría, Contraloría y Defensoría del Pueblo no se han manifestado; al igual que los permisos analizados por iniciativa de la veeduría ciudadana de Firavitoba con apoyo del colectivo, de los 2.785 permisos, solo el 25 % son legales, los restantes 75 % son irregulares, 215 contrapermisos a lo cual la empresa distorsionaba la información representándolo en 44 personas.

En estos momentos nos prepararnos para la Audiencia Pública Ambiental la cual fue aprobada mediante auto 3681 del 03 de septiembre de 2015 por la Autoridad de Licencias Ambientales ANLA a solicitud de 6 entidades sin ánimo de lucro, Asociación para la Vivienda Popular y los Servicios, Asociación para el Desarrollo Sostenible Semillas, Federación de Prosumidores Agroecológicos Agrosolidaria, Asociación Centro Nacional Salud Ambiente y Trabajo, Censat Agua Viva y Corporación Greenpeace de Colombia. La celebración de Audiencia Pública Ambiental en desarrollo del trámite administrativo de modificación de la Licencia Ambiental otorgada por Resolución 2000 de 2009, a la empresa Maurel & Prom Colombia S. y para el proyecto "Área de Interés Exploratorio Muisca" localizado en jurisdicción de los municipios de Pesca y Tota, en el departamento de Boyacá”[5].

 

 

Es muy importante fortalecer la unión de las comunidades, valorar las tradiciones ancestrales de producción agrícola e incentivar el reconocimiento e identidad con el territorio, para defenderlo de las empresas que con mentiras llegan a realizar trabajos de exploración y explotación de cualquier mineral, aprovechándose de la coyuntura económica por la que atraviesa el país. El agua al ser un bien común y un recurso no renovable, se encuentra en peligro con estos proyectos que generan desequilibrio al sistema ecológico, necesario para la vida de las comunidades que habitan este hermoso territorio.

En los Páramos nace la vida y se forja la divina creación del agua con toda su biodiversidad de plantas y animales que recorren las montañas y valles para el sustento de sus pobladores.

 


[1] Eran los sucesores de Bochica elegidos por los demás caciques muiscas. Suamox es la ciudad de Sogamoso la capital de Iraca. Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Iraca

[2] Con más de 40 integrantes, el colectivo es una organización de la sociedad civil que no pertenece a ningún partido político, ni credo religioso especifico, impulsado por la enorme ocupación en el bienestar de nuestros conciudadanos de la provincia, el departamento y el país y se ha convertido en una braza encendida que atrae y acoge a nuevas personas, campesinas y campesinos, técnicos y profesionales porque toda vocación es necesaria.

[3] Se probaron los siguientes hallazgos: explosivos a 300 metros de la Laguna de Tota, en pendientes superiores a 45º,  cerca de los manantiales y a las casas de habitación entre otros y demostramos la manipulación de la ficha técnica sismigel, expedida por INDUMIL.

[4] Getulio Montaña Laguna nace en el municipio de Iza, Boyacá para evidenciar los conflictos generados por las actividades de explotación mineral. Su aparición toma fuerza, en el marco de un conflicto localizado convirtiéndose en la representación del campesino boyacense que trabaja la tierra, defiende los bienes comunes y la vida, manifestando su preocupación por los impactos de las petroleras y mineras en su región.

[5] Autoridad Nacional de Licencias Ambientales ANLA, Auto 3681 de 03 de septiembre de 2015, pág 8 y 9.

Previsualizar Archivo



Publicado en Diciembre 10 de 2015| Compartir
compartir en facebook compartir en facebook

Recomiende este contenido

Los campos marcados con (*) son obligatorios






Do not fill, please:

Grupo Semillas

Calle 28A No. 15-31 Oficina 302 Bogotá Teléfono: 2855144 Telefax: 2855728 Bogotá, Colombia. semillas@semillas.org.co
Sitio web desarrollado por Colnodo bajo autorización del Grupo Semillas
MAPA DEL SITIO | CONTACTENOS