Grafica a lusiva a  El pueblo barí gana la pelea contra Ecopetrol en la Corte Constitucional. Ecopetrol debe suspender exploración en territorio indígena
CORPORACIÓN

GRUPO
SEMILLAS


COLOMBIA

Publicaciones

Revista Semillas

Gráfica alusiva a 32/33

Edición
32/33

Revista Semillas

Suscribase por $45.000 a la revista Semillas y reciba cuatro números, dos por año

Equipo Editorial

Comité coordinador
Germán A. Vélez
Hans Peter Wiederkehr
Astrid Álvarez
Margarita Flórez
Fernando Castrillón Martha María Carmona
Director:
Germán Alonso Vélez
Editora:
Martha María Carmona R.
Ilustración portada:
Archivo Grupo Semillas
Obra contraportada:
Archivo Grupo Semillas
Publicación auspiciada por Swissaid

Experiencias locales

El pueblo barí gana la pelea contra Ecopetrol en la Corte Constitucional. Ecopetrol debe suspender exploración en territorio indígena

Actualidad Étnica, Colombia, Julio 03 de 2007, Este artículo ha sido consultado 3100 veces

Redacción Actualidad Étnica [1]

Las manifestaciones, los viajes a Bogotá, el recorrido por las calles de Tibú, las ofrendas a los bohíos de los ancestros y el canto de los ancianos, fueron algunas de las acciones adelantadas por los motilón barí en la lucha para que Ecopetrol abandonara su territorio. Ahora, esta comunidad cuenta con una nueva herramienta; se trata del fallo de la Corte Constitucional que ordena a la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol) suspender exploraciones en territorio indígena.

El fallo de la corte que concede la razón a las demandas del pueblo indígena ordena a Ecopetrol suspender la exploración de hidrocarburos en la vereda El Progreso, municipio de la Gabarra (Norte de Santander), en donde está ubicado el territorio barí. Del mismo modo, le exige al Ministerio de Defensa adelantar los controles y apoyo necesario con el fin de que la suspensión inmediata de las actividades relacionadas con la exploración del Pozo Álamo 1, se cumplan efectivamente".

Según el fallo, "se observa entonces no sólo la vulneración del derecho fundamental del pueblo indígena motilón barí a la consulta previa, sino además la profunda lesión infringida a la confianza legítima que las autoridades tradicionales depositan en las autoridades públicas". 

Asegura la Corte que las autoridades desconocieron "el deber de ceñirse a los postulados de la buena fe, de respetar los derechos ajenos, de no abusar de las prerrogativas, de defender y difundir los derechos humanos, de propender por el mantenimiento de la paz y de proteger los recursos naturales del país".

Aunque ésta es una buena noticia, los abogados, que junto con los barí instauraron el 20 de octubre del 2005 una Acción de Tutela contra Ecopetrol; los Ministerios del Interior y Justicia; Vivienda y Desarrollo Territorial; y de Defensa, puesto que la ejecución del proyecto de explotación y exploración de petróleo Álamo I, en su territorio ancestral, atentaba contra sus derechos fundamentales y la pervivencia como pueblo, consideran lamentable que haya tenido que pasar más de un año para reconocer que los derechos de los indígenas estaban siendo vulnerados. 

Así lo manifestó a Actualidad Étnica Melisa Ballesteros del Colectivo de Abogados Luis Carlos Pérez. "El fallo es positivo, pero es increíble que en su momento no se haya escuchado el justo reclamo de los barí, y pese a todas las demostraciones de que este proyecto violaba sus derechos colectivos, no se haya hecho nada por impedirlo". 

A pesar de las inconsistencias en el otorgamiento de la licencia ambiental que el Ministerio del Medio Ambiente concedió a Ecopetrol para el Proyecto de exploración Álamo 1; de que nunca se adelantó una verificación en terreno para determinar la presencia indígena en el área; y pese a los múltiples llamados de la comunidad, la iniciativa de la Estatal petrolera no se detuvo. Por el contrario, durante más de un año los barí vieron vulnerados sus derechos como individuos y como pueblo.

El Ministerio del Interior, otorgó la licencia ambiental a Ecopetrol, aunque no existía un estudio serio sobre los impactos ambientales sobre el territorio y la comunidad, afirma Balleneros. La integrante del Colectivo de Abogados sostiene que mientras la Corte se pronunciaba, y aunque el fallo fuera negativo, el Ministerio de Ambiente tenía facultad para suspender el proyecto. 

Adicionalmente, nunca se llegó a realizar una verificación en terreno sobre la situación. En más de una oportunidad, los indígenas solicitaron que una comisión integrada por la Defensoría, Procuraduría, la Dirección de Etnias, el Ministerio del Medio Ambiente y los bari, se desplazara a la zona para comprobar que efectivamente había presencia indígena y lugares sagrados en el área de exploración petrolera y que la comunidad había sido militarizada para brindar protección a Ecopetrol, afectando la libre movilización de los barí al interior de su territorio.

Melisa Ballesteros cuestiona las razones esgrimidas por el Ministerio de Ambiente y las demás entidades gubernamentales para aplazar permanentemente la visita al resguardo barí. "Según este Ministerio, el seguimiento a la licencia ambiental y la verificación en terreno nunca se pudo hacerse por la situación de orden público; entonces cómo es posible que para conceder la licencia ambiental estas razones seguridad desaparecieron". 

 

Sin embargo, la sentencia de la Corte es un triunfo no sólo para los barí, sino para todos los pueblos indígenas de Colombia

Según Ballesteros el fallo deja un precedente para futuras intenciones de Ecopetrol de explorar en territorio Motilón. "Este no sólo es un precedente para Ecopetrol, sino también para la Dirección de Etnias del Ministerio de Interior y de Justicia, respecto a las certificaciones sobre la presencia de indígenas en los territorios en donde se piense adelantar proyectos de este tipo, y para el Ministerio de Ambiente, al otorgar las licencias ambientales a proyectos en los que se involucre a grupos étnicos".

Si bien, este es un primer paso en el reconocimiento a los derechos de los indígenas, aún los barí deben defender su territorio de otros proyectos que se están adelantando en su territorio. Según el Colectivo de Abogados, la Compañía Geofísica Latinoamericana, CGL, adelanta una exploración sísmica en territorio barí. Aunque ellos sostienen que el proyecto se desarrolla por fuera del resguardo indígena y los parques nacionales, ubicados al norte del municipio de la Gabarra (Norte de Santander), los indígenas han sacado incluso bajo su tierra cables dispuestos para tal fin, exponiendo así su vida al manipular estos elementos. Además aún el territorio está militarizado. Alrededor de de 1.000 soldados custodian las instalaciones de Ecopetrol, limitando el derecho a la libre movilización de los indígenas barí.

Contactos con el pueblo barí: Asociación comunidad motilón barí (Asobarí): Ashcayra@hotmail.com; paraquehayajusticia@yahoo.es -  Teléfono: + 7- 5663532


___________________________________________
[1]  Actualidad Etnica (Fundación herrera): http://www.etniasdecolombia.org/actualidadetnica/detalle.asp?cid=4750 , Bogotá, febrero 2 de 2007.

 

Publicado en Julio 03 de 2007| Compartir
compartir en facebook compartir en facebook

Recomiende este contenido

Los campos marcados con (*) son obligatorios






Do not fill, please:

Grupo Semillas

Calle 28A No. 15-31 Oficina 302 Bogotá Teléfono: (57)(1) 7035387 Telefax: (57) (1) 2855728 Bogotá, Colombia. semillas@semillas.org.co
Sitio web desarrollado por Colnodo bajo autorización del Grupo Semillas
MAPA DEL SITIO | CONTACTENOS