Grafica a lusiva a  La ONU mantiene la moratoria sobre la tecnología
CORPORACIÓN

GRUPO
SEMILLAS


COLOMBIA

Publicaciones

Revista Semillas

Gráfica alusiva a 28/29

Edición
28/29

Revista Semillas

Suscribase por $45.000 a la revista Semillas y reciba cuatro números, dos por año

Equipo Editorial

Comité coordinador
Germán A. Vélez
Hans Peter Wiederkehr
Astrid Álvarez
Margarita Flórez
Fernando Castrillón
Martha María Carmona.
Director:
Germán Alonso Vélez
Editora:
Martha María Carmona R.
Ilustración portada:
Camilo Hernández
Publicación auspiciada por Swissaid

Contexto

La ONU mantiene la moratoria sobre la tecnología

ETC Group, Agosto 08 de 2006, Este artículo ha sido consultado 2275 veces

3° Reunión de las Partes del Protocolo de Cartagena de Bioseguridad (MOP3)
y 8° Reunión de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica (COP 8)

Curitiba, Brasil, 13 a 31 de marzo de 2006.

Representantes los gobiernos de más de 150 países se reunieron en Curitiba, para tomar decisiones sobre temas como Bioseguridad, acceso y repartición de beneficios, tecnología terminator e implementación de los derechos de las poblaciones tradicionales sobre la biodiversidad, entre otros. Muchas organizaciones no gubernamentales y sectores de la sociedad civil organizada nacional e internacional se movilizaron para influenciar y presionar las decisiones tomadas en estas reuniones. Paralelamente estas organizaciones realizaron un foro Social mundial en donde las discusiones y planteamientos, giraron en torno a las alternativas sustentables que muestran que otro mundo es posible.

En la reunión MOP, se presento un fuerte enfrentamiento entre los países que pedían que los OVM fueran segregados y rotulados como “contiene” y los que pedían que solo dijeran “puede contener”, pero finalmente se impuso la ultima posición que acoge la posición de la industria. Las ONG e movimientos sociales lamentaron que en el acuerdo final de la MOP, los países no adoptaran una identificación clara de los cargamentos transgénicos. Se acordó la adopción de un régimen de identificación de OVM en los próximos seis años; pero mientras se adopte la segregación e identificación clara de los OVM, aumentará la contaminación por los transgénicos. El Protocolo fue considerado frágil e insuficiente para a protección de la bioseguridad mundial, principalmente para los países megadiversos.

La presencia de las grandes empresas de biotecnología fue brutal en Curitiba, incluso había una fuerte presencia empresarial en muchas de las delegaciones nacionales, que influyeron para incluir los intereses de sus negocios, en las posiciones de cada país. Fue deplorable ver como la soberanía de los países fue transformada en una mera incorporación a los intereses de la industria biotecnológica.

En la COP-8, se avanzó muy poco en los consensos internacionales de protección de la biodiversidad del planeta. Fue lamentable ver como el CDB, el debate sobre a seguridad y el futuro de la biodiversidad del planeta fue substituido, por las negociaciones de tipo económico. En este sentido el CDB estaría funcionando como mecanismo substituto de la OMC para la privatización de los diversos patrimonios ambientales.

 

ETC Group (1)

 

Un movimiento mundial de agricultores, pueblos indígenas y organizaciones sociales demandan su prohibición

Los gobiernos reunidos en el Convenio de Diversidad Biológica de la ONU (CDB) resolvieron por unanimidad mantener la moratoria internacional de facto sobre la tecnología Terminator –cultivos diseñados genéticamente para producir semillas estériles. La 8ava reunión del CDB se realizó en  Curitiba, Brasil, entre el 20 y 31 de marzo de 2006. 

“El CDB rechazó decididamente los esfuerzos de Canadá, Australia y Nueva Zelanda –apoyados por el gobierno de Estados Unidos y la industria biotec­nológica– para terminar con la moratoria sobre las semillas suicidas” dijo María José Guazzelli de Centro Ecológico, una organización agroecológica con sede en Brasil.  

“Por decisión consensuada, todos los gobiernos reafirmaron la moratoria sobre la tecnología de ingeniería genética que amenaza las formas de supervivencia de 1.400 millones de personas que dependen de la semilla conservada de la cosecha”, enfatizó Pat Money, Director del Grupo ETC. 

En las últimas dos semanas, el llamado a la prohibición de la tecnología de semillas estériles robó la escena durante la reunión de la ONU en Brasil. Miles de campesinos, incluyendo el Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra de Brasil (Movimento Sem Terra) se manifestaron diariamente afuera de la sede de la reunión exigiendo una prohibición total de Terminator, y el 23 de marzo las mujeres del movimiento internacional de agricultores Vía Campesina, escenificaron una protesta silenciosa dentro del imponente salón de negociaciones.  

“Las semillas Terminator son semillas genocidas,” dijo Francisca Rodríguez de Vía Campesina, “Nos llena de orgullo y alegría haber dado un paso más en la lucha pero no nos detendremos hasta que Terminator sea eliminado completamente de la faz de la Tierra”. 

La moratoria del CDB sobre Terminator, adoptada hace seis años estuvo a punto de terminarse por la insistencia de tres gobiernos, Australia, Canadá y Nueva Zelanda, que insistieron en sustituirla por una “evaluación de riesgos caso por caso.” Una amplia coalición de agricultores, movimientos sociales, pueblos indígenas y organizaciones de la sociedad civil presionó a los gobiernos reunidos en Brasil para rechazar el controvertido texto, que abriría la posibilidad de que cada gobierno permitiera pruebas de campo de Terminator sin reparar en sus devastadores impactos sociales.    

El 23 de marzo, Malasia, a nombre del G77 más China (130 naciones en desarrollo), dijo que la referencia a la evaluación de riesgos caso por caso era “completamente inaceptable” porque abría la posibilidad de las pruebas en campo. Hoy el CDB reafirmó la moratoria sobre Terminator e incluso la fortaleció especificando claramente que cualquier investigación futura podría realizarse únicamente dentro de los límites de la moratoria, lo cual significa sin pruebas de campo. 

Semanas antes, de cara al inicio de la conferencia de Naciones Unidas, movimientos sociales de todo el globo intensificaron sus campañas contra Terminator, enviando un fuerte mensaje a los gobiernos que se reunirían en Brasil:  

     En India, agricultores colectaron más de medio millón de firmas para exigir al Primer Ministro que se mantuviera firme en su postura de tener una prohibición nacional sobre Terminator y respaldando la moratoria en el CDB.

     El 16 de marzo, el Parlamento Europeo publicó una resolución llamando a los gobiernos europeos a mantener la moratoria en el CDB y rechazar el texto donde se proponía “caso por caso”.

     El 23 de marzo, después de amplias consultas, líderes de comunidades indígenas en Perú demandaron a la multinacional Syngenta que renunciara a su patente Terminator sobre una variedad de papas.

     En Madrid, grupos anti-Terminator protestaron plantando variedades locales de cultivos orgánicos afuera de las oficinas de Monsanto.

     Diversos grupos de activistas identificaron a los países que apoyan Terminator y además de sus campañas locales mediante cartas, escenificaron protestas en las embajadas de Nueva Zelanda en Londres y Nueva Delhi y en la embajada de Canadá en Berlín.  

“La moratoria internacional sobre Terminator se mantuvo, pero el problema no termina aún. Terminator será comercializado a menos que los gobiernos nacionales realicen acciones para prohibirlo, como lo hicieron India y Brasil”, afirmó Lucy Sharratt de la Campaña Internacional Terminar Terminator.

Cinco mil campesinos protestaron afuera de la sede de la conferencia de Naciones Unidas para enviar a los delegados de los gobiernos el mensaje de que tienen que proteger los derechos de los agricultores.

 

_____________________________

[1] C.e: etcgroup@etcgroup.org

Publicado en Agosto 08 de 2006| Compartir
compartir en facebook compartir en facebook

Recomiende este contenido

Los campos marcados con (*) son obligatorios






Do not fill, please:

Grupo Semillas

Calle 28A No. 15-31 Oficina 302 Bogotá Teléfono: (57)(1) 7035387 Telefax: (57) (1) 2855728 Bogotá, Colombia. semillas@semillas.org.co
Sitio web desarrollado por Colnodo bajo autorización del Grupo Semillas
MAPA DEL SITIO | CONTACTENOS