Grafica a lusiva a  La medicina natural y su relación con la agroecología
CORPORACIÓN

GRUPO
SEMILLAS


COLOMBIA

Publicaciones

Revista Semillas

No se encontraron items
Experiencias locales

La medicina natural y su relación con la agroecología

Álvaro Acevedo, Colombia, Enero 23 de 2003, Este artículo ha sido consultado 11797 veces

Escuela Granja Agroecológica SOS de Armero Guayabal / Tolima

La agroecología se ha convertido poco a poco en un nuevo paradigma para el desarrollo sostenible campesino; aspectos como la revaloración y recuperación de los conocimientos tradicionales, el uso de tecnologías limpias, la protección de los recursos naturales, la independencia del mercado de insumos, la organización y participación comunitaria, la preocupación por la alimentación y la salud integral de la familia rural, son algunos de los principales objetivos de este nuevo enfoque hacia el desarrollo de los pequeños productores.

En este marco de ideas, la medicina natural se convierte en un tema relevante para alcanzar los objetivos de la agroecología dirigidos al bienestar de la familia rural; de hecho, el uso de las plantas medicinales no sólo genera ventajas importantes en la agricultura orgánica, sino que propicia el establecimiento de nuevas relaciones entre las personas y su medio ambiente. La tierra no es sólo dadora de alimento vital, sino también de los remedios que necesitan los animales y los humanos para preservar su salud.

Por medicina natural, entendemos la utilización de las plantas medicinales y del conocimiento tradicional ligado a su cultivo y utilización con el objetivo de ayudar en el restablecimiento y/o mantenimiento de un  estado integral de bienestar en las personas o en los animales. Su aplicación no obedece a conocimientos especializados de la ciencia o de la academia, sino a un conocimiento popular heredado de generación en generación, del cual, todos hemos sido depositarios, de una u otra manera.

La medicina alopática, como se llama a la medicina moderna, surgió y se impuso desplazando en gran medida a una medicina basada en el uso de plantas, sustancias naturales y ritos encargados de devolver la salud a las personas; desplazó a los médicos tradicionales, curanderos, parteros y yerbateros poseedores de un enorme bagaje de conocimientos adquiridos en la práctica cotidiana de la medicina popular.

La salud, humana y animal, es una condición ligada a  factores como: la alimentación, un medio ambiente sano y los hábitos saludables de vida. De esta forma, la alimentación, la salud y el medio ambiente conforman una unidad inseparable. Alimento sano y plantas medicinales se convierten en dos objetivos centrales de la soberanía alimentaría campesina, que debe ser un derecho ejercido por la sociedad rural y la base para continuar en la construcción de la autonomía que define su propio destino.

 

La vivencia de la medicina natural

La Escuela Granja Agroecológica SOS está ubicada en la zona agroclimática de valle interandino a 400 metros sobre el nivel del mar. Allí se imparte formación a jóvenes rurales quienes, después del ciclo de formación de 18 meses en Armero-Guayabal, regresan a sus comunidades de origen para trabajar como promotores en agroecología. Su principal papel tiene que ver con impulsar actividades que propendan por el desarrollo local a partir de la práctica de la agricultura orgánica.

Durante su formación, los jóvenes aprenden a cultivar orgánicamente, reciben nociones generales y se introducen en la práctica de la medicina natural a partir del uso de plantas medicinales del trópico cálido, zona climática donde se ubica la granja agroecológica.

El primer paso en la vivencia de esta experiencia de medicina natural es una limpieza general del organismo o purga (no confundir con el término desparasitar), a partir del cual se pretende ir, poco a poco, generando una responsabilidad diferente con el cuidado del organismo interior y no sólo del cuerpo externo. Así mismo, se va creando una conciencia de la obligación que cada quien tiene con su propio cuerpo y los abusos a los cuales se le somete a diario.

La purga, como paso inicial, se acompaña de prácticas que se van convirtiendo en hábitos, como tomar bebedizos de plantas amargas, disminuir el consumo de alimentos dañinos como las grasas, sales y azúcares; eliminación de comidas enlatadas, colorantes artificiales, comidas de paquete (“comida chatarra”), gaseosas, etc; utilización de plantas medicinales en el tratamiento de enfermedades comunes; cultivo orgánico de plantas medicinales y mucho ejercicio físico para facilitar la desintoxicación permanente del organismo a través del sudor.

En toda finca campesina debe existir un jardín de plantas medicinales, ya que estas constituyen un botiquín vivo que debe existir muy cerca de la casa y ser cultivadas orgánicamente para que su poder curativo no se vea alterado por el uso de sustancias sintéticas que alteran la fisiología y química de las plantas.

 

El uso de las plantas medicinales en la agricultura

Por principio general, toda planta medicinal tiene usos importantísimos en la agricultura; fundamentalmente las plantas aromáticas, tienen un fuerte efecto alelopático sobre las plagas y enfermedades de muchas plantas cultivadas; de tal manera que el cultivo de plantas aromáticas, en medio de los cultivos, se constituye en una de las prácticas más empleadas por los agricultores orgánicos para repeler todo tipo de parásitos en los cultivos. La siembra de estas plantas se hace de manera intercalada o en asocio mixto, para generar barreras de olor alrededor, o dentro, del cultivo.

En medicina veterinaria, se usan también las plantas medicinales para el tratamiento y prevención de muchas enfermedades comunes en animales como las diarreas, parásitos internos, retenciones de placenta, infecciones, ectoparásitos, entre otras.

 

Experiencias

Los jóvenes de la Escuela Granja Agroecológica SOS, provienen de diversas  zonas rurales del país, donde la práctica de la medicina natural sigue siendo un aspecto fuerte de su cultura. Los siguientes son testimonios de jóvenes que han tenido mucha cercanía con la práctica de la medicina natural en sus lugares de origen.

 

La práctica de la medicina natural en el resguardo indígena de San Lorenzo Riosucio Caldas

El resguardo indígena de San Lorenzo es descendiente de la etnia Embera Chami del occidente de Caldas, desde tiempos antiguos se ha adoptado la medicina indígena como parte de la herencia que nuestros ancestros nos dejaron y que es nuestro deber conservar y mejorar para las generaciones de nuestro futuro, el laboratorio de práctica se encuentra en las montañas de nuestro territorio y todos los productos necesarios los elaboramos de acuerdo a las necesidades que se presenten. Tratamos de ser autónomos de nuestro trabajo y como hijos de la madre tierra “la pachamama”, nos unimos a ella para entender su lenguaje y beneficiarnos de ella sin pretender extinguir sus especies, creemos profundamente que solo de esta manera es que podemos prevenir los males que perjudican en nuestra comunidad.  

En nuestra comunidad los ritos o ceremonias especiales, son la base principal del manejo de las enfermedades naturales y no naturales (causadas por el ser humano a través de las llamadas brujerías) A través de estas prácticas se obtienen grandes beneficios en nuestra salud, en nuestra familia y en nuestra sociedad. Es la razón por la cual se práctica una vez por semana individualmente y una en sociedad cada mes. Esta práctica solo es dirigida por los médicos especializados llamados Jaibanas o Chamanes, quienes logran obtener el titulo de taitas o jerarcas de la medicina después de 5 años de ejercer de práctica. 

A  la ceremonia asisten todos médicos incluyendo los aprendices y algunos integrantes de la comunidad que deben asistir. Se programa con anterioridad y se hace un ayuno de tres días antes de la ceremonia, solo se consumen frutas y agua. El lugar de práctica generalmente es en la montaña, sitio que es elegido por los médicos según la necesidad. Solo hay buenos resultados cuando existe algo más que una simple voluntad de querer estar bien; se entiende que el médico es un puente por el que fluye el conocimiento, es un medio de comunicación que tiene como misión luchar por el pleno bienestar de quienes le rodean, mas el deber de los beneficiarios es dotarse de fe y creencia frente a las recomendaciones que se dan.  Para fortalecernos en la actualidad se ha formado la Asociación de Médicos Tradicionales del Occidente de Caldas. “ASO- METROC”, además de otras organizaciones internas que lo apoyan.

**************************************************************************************************************

Jhon Jose Gañan Lengua. Práctica de la medicina natural en el resguardo indígena de San Miguel, Asociación de Indígenas Ingas del Pie de Monte Amazónico (Tandachirido)   

Como ejemplo de tradición de nuestros abuelos, practicamos la medicina natural con plantas que nos brinda la naturaleza. Se ha creado un comité que reúne a todos los curacas o taitas y seguidores de los departamentos del Putumayo, Cauca y Caquetá (Unión de Médicos Indígenas Yageceros de la Amazonía Colombiana, UMIYAC) para hacer brigadas de salud por todos los resguardos de dichos departamentos con plantas medicinales, principalmente con el yagé.  Los seguidores son jóvenes indígenas que se dedican a tomar yagé en compañía de los curacas; se encargan de buscar las plantas medicinales para el tratamiento que hacen los curacas y participan en la elaboración de medicinas como jarabes, baños, etc..  Estos ritos se hacen cada 8 días cuando una persona tiene avanzada una enfermedad, utilizando collares hechos con colmillos de animales o semillas llamadas cascabeles, coronas con plumas de colores y la “uhaira sacha” (mano- jo de hojas) como homenaje a la madre tierra y al yagé.  Eduardo Jacanamejoy

 

________________________________________________________

* ESCUELA GRANJA AGROECOLÓGICA SOS Armero Guayabal / Tolima / Colombia

Tel:098 2530185  C.e: soscsa@bunde.tolinet.com.co

Publicado en Enero 23 de 2003| Compartir
compartir en facebook compartir en facebook

Recomiende este contenido

Los campos marcados con (*) son obligatorios






Do not fill, please:

Grupo Semillas

Calle 28A No. 15-31 Oficina 302 Bogotá Teléfono: (57)(1) 7035387 Telefax: (57) (1) 2855728 Bogotá, Colombia. semillas@semillas.org.co
Sitio web desarrollado por Colnodo bajo autorización del Grupo Semillas
MAPA DEL SITIO | CONTACTENOS