Grafica a lusiva a  El programa de acuicultura una experiencia en construcción
CORPORACIÓN

GRUPO
SEMILLAS


COLOMBIA

Publicaciones

Revista Semillas

Gráfica alusiva a 16/17

Edición
16/17

Revista Semillas

Suscribase por $45.000 a la revista Semillas y reciba cuatro números, dos por año

Equipo Editorial

Comité coordinador
Germán Alonso Vélez
Hans Peter Wiederkehr
Astric Álvarez
Margarita Flórez
María del Pilar Valencia.
Editora:
Germán Alonso Vélez Ortíz
Ilustración portada:
Actividades de capacitación de acuicultura alternativa (ASPROINCA).
Publicación auspiciada por Swissaid

Experiencias locales

El programa de acuicultura una experiencia en construcción

ASPROINCA, Colombia, Diciembre 23 de 2002, Este artículo ha sido consultado 21903 veces

El municipio de Riosucio está localizado en el de partamento de Caldas, en la región Andina Noroccidental de Colombia a una altitud de 1.783 m.s.n.m. La zona cuenta con un clima cálido en el cañón del río Cauca y en la vertiente de la cordillera occidental corresponde al área cafetera, con clima medio. La precipitación anual está entre los 2.700 y 3.200 milímetros. Los períodos de máxima lluvia se presentan entre marzo y mayo y de octubre a diciembre siendo julio el mes con menos precipitación. La región está ubicada en una zona de montaña con pendientes que van desde medianas a pronunciadas (mayores del 50%), con suelos de mediana profundidad, en general de baja fertilidad natural y con alta susceptibilidad a la erosión.

En la zona rural del municipio predomina como forma de tenencia de la tierra el minifundio, con predios entre 1 y 3 hectáreas. En su mayoría, las unidades de producción son familiares, se componen de cultivos como el café, la caña, el plátano y la yuca con destinación al mercado. Para el autoconsumo se cultiva fríjol, maíz, yuca y arracacha; después de los 2.000 metros predominan los frutales de clima frío como la mora, el lulo y el tomate de árbol. En las explotaciones pecuarias predominan los vacunos de doble propósito, ceba y leche, aves para producción de huevos y carne y porcinos para cría y ceba.

 

El recurso hídrico

En la región, las fuentes de agua superficiales más significativas son los ríos Cauca y Risaralda. Adicionalmente se encuentran otras importantes como los ríos Arroyo Hondo y el Oro, que son afluentes del río Risaralda y los ríos Arcón, Aguas Claras, Estancias y Riosucio, afluentes del río Supía.

Las microcuencas más importantes de la región son la Playa y la Robada. La Playa tiene una extensión de 420 ha, está compuesta por cinco quebradas que representan el mayor aporte en caudal al sistema. La disminución gradual de éste ha sido causada por la falta de acciones para la conservación y prácticas que van en contra del ecosistema como la tala de bosques que se realiza para aumentar en el área actividades como ganadería, plantaciones de cultivos limpios y de café en zonas de mucha pendiente. La microcuenca de la Robada tiene una extensión de 250 hectáreas y está compuesta por dos quebradas, allí se encuentran grandes áreas en plantaciones de bosques con especies foráneas, especialmente pinos y eucaliptos y en su cabecera se localizan áreas en potrero.

En ambas microcuencas se encuentran algunas pequeñas franjas de bosque secundario como sistema de protección, pero no permiten hacer una adecuada protección y regulación de los caudales. A pesar de las buenas condiciones presentadas por los suelos para el afloramiento de manantiales, estos se ven afectados por la poca cobertura vegetal actual.

Las especies de peces nativos paulatinamente han ido desapareciendo, tales como: la sabaleta, el pez negro, la tota, el bobito, la luminosa, el rollizo, el bagrecito, el pipón, el patalo o jetudo, la sanguijuela, la guabina, el corroncho, el capitán, la lángara, el cascajero, la sardinata, la sardina, el cangrejo, el camaleón y el cigarro. Antiguamente, esta riqueza en peces, además de poblar las quebradas y ríos existentes, constituía un aporte importante a la biodiversidad y a los sistemas de producción tradicional al ser aprovechados como fuente de alimentación.

Actividades inapropiadas como la siembra de cultivos de café y pastos ubicados hasta las orillas de las quebradas por la poca disponibilidad de tierras y por la propuesta tecnológica basada en agroquímicos que se introducen, han contribuido en la desaparición de los peces nativos. Por ejemplo, la contaminación de las fuentes de agua causada por prácticas como el uso de herbicidas para el establecimiento de pasturas, de abonos químicos para la fertilización del café y de agroquímicos para controlar enfermedades en los cultivos de las zonas frías; también las aguas mieles que se generan por el lavado del café, igualmente la falta de sistemas adecuados para el manejo de aguas jabonosas y las basuras. Estos problemas han disminuido la disponibilidad, calidad y acceso del agua, lo que ha afectado la permanencia y reproducción de las especies acuícolas nativas, hoy prácticamente en vía de extinción.

 

Situación actual de los recursos hidrobiológicos

Las especies nativas han sido sustituidas por el cultivo de peces como la carpa, la tilapia y la trucha arco iris que se cultivan en explotaciones comerciales (especialmente la trucha) y en el área de finca, utilizando estanques ambos tipos de cultivos vierten sus aguas contaminadas a las quebradas, caños y ríos o bajan sobre los suelos de ladera aumentando los riesgos de erosión.

La actividad piscícola en esta zona se ha venido fomentando desde la década de los años 70, inicialmente por la Universidad de Caldas y el Comité de Cafeteros a partir de la promoción e introducción de especies foráneas, como parte de lo que se ha concebido como la diversificación de la finca cafetera. Las especies más difundidas por estas instituciones son las tilapias (mojarra roja y plateada), la carpa espejo para las zonas templadas y la trucha para las zonas frías.

Adicionalmente en la región se continúa realizando actividades de pesca de subsistencia o artesanal en el río Cauca y sus afluentes, utilizando principalmente la atarraya.

 

El Programa de Acuicultura de ASPROINCA

​Las actividades relacionadas con la acuicultura se han articulado al programa de implementación de procesos de producción agroecológica de unidades campesinas de finca. Los elementos centrales para el desarrollo del programa de acuicultura son:

 

1. La capacitación

Dirigida especialmente a promotores, maestros, estudiantes, grupos ecológicos y agricultores asociados en ASPROINCA. Para la capacitación se tiene en cuenta:

• El desarrollo de contenidos teóricos que orienten reflexiones y discusiones colectivas alrededor del manejo del recurso agua desde un enfoque agroecológico. Igualmente, sobre la acuicultura como una actividad productiva que debe orientarse desde una visión alternativa y no meramente económica.

• La realización de diagnósticos que permitan la identificación de las situaciones, problema en torno al uso, manejo y disponibilidad del recurso agua en el ámbito local.

• La implementación práctica de alternativas acuícolas en la de finca.

 

2. El diseño

El diseño de las actividades y prácticas de acuicultura y del cultivo de peces son un instrumento que acompaña la planificación del sistema de manejo que se adoptará en procesos de recuperación, conservación y producción en torno al agua; los cuales están acordes con las características ecológicas y fisiográficas del terreno, los requerimientos técnicos y las necesidades y expectativas del agricultor, teniendo en cuenta la integración a los demás componentes y recursos de la finca.

Actividades que realizamos en el programa de Acuicultura:

 

1. Recuperación, conservación y uso adecuado del recurso agua

Estamos trabajando con grupos ecológicos, escuelas, colegios rurales y familias campesinas e indígenas, en el ámbito veredal y en finca, en la delimitación y repoblamiento con especies nativas de franjas de bosque secundario y los nacimientos de agua. Los proyectos implementados tienen que ver con:

• La realización de diagnósticos que permitan identificar el estado de los nacimientos de agua y quebradas, sus niveles de protección y de contaminación, la calidad y disponibilidad del recurso agua. Igualmente, el diagnóstico permite la identificación de problemas asociados al manejo de las aguas y provee los elementos para planificar las acciones de recuperación y manejo que es necesario desarrollar.

• El establecimiento de viveros comunitarios en finca, escuelas y colegios, mediante la siembra de especies nativas que posteriormente sirven como apoyo a las acciones de delimitación y repoblamiento de las fuentes de agua.

• Jornadas de reforestación y limpieza de fuentes de agua y quebradas.

 

2. La producción piscícola frente a la seguridad alimentaria

El perfil de la piscicultura como componente importante para el desarrollo del programa de acuicultura puede describirse como de subsistencia. El sistema de producción piscícola lo hemos planteado como una alternativa para generar seguridad alimentaria, a partir del cultivo en pequeña escala de especies como la cachama y la mojarra plateada, con las cuales se viene trabajando en las zonas más cálidas y la trucha para las zonas más frías. En promedio, el 90% de la producción es destinada para el consumo familiar.

 

Aspectos técnicos de la piscicultura

  • La construcción de los estanques

El cultivo de peces se está haciendo a partir de la construcción de estanques en tierra donde se alternan recintos rectangulares, irregulares y en mayor proporción circulares, ya que estos son los más indicados para el tipo de suelos que predomina en la zona de laderas. Los estanques circulares permiten el recambio permanente del agua garantizando un uso más eficiente e impiden la acumulación de sedimentos. El revestimiento de los estanques para evitar problemas de filtración se hace en algunos casos utilizando cemento y en otros con una mezcla de cemento, barro y estiércol de caballo en una proporción de 3 paladas por cada componente. El área promedio por estanque es menor a 50 m2.

 

  • La alimentación de los peces

La alimentación de especies como la cachama la mojarra y la trucha se logra a partir de la productividad natural del estanque por las acciones de fertilización y el suministro de un 50% de concentrados comerciales, suplementando con recursos vegetales de la finca que son fuente de alimento para los peces como son: el bore, la morera, el totumo, la guayaba, las hojas de yuca, el plátano cocinado y la mora. Adicionalmente, la siembra de plantas acuáticas como la azolla y la salvinia suministran a los peces un importante suplemento alimenticio.

 

  • Manejo y cosecha

En promedio estamos manejando tres peces por metro cuadrado, hemos logrado establecer uno a dos ciclos productivos por año, debido a que se tienen dificultades para la consecución de los alevinos (semilla) sobre todo en el caso de la cachama por ser una especie no muy difundida en la zona. Los peces se empiezan a cosechar entre 5 y 6 meses con un promedio de 350 gr alcanzando en las zonas más cálidas, en promedio, de 500 a 600 gr.

 

  • Sistemas de descontaminación de agua

Para el manejo de los estanques piscícolas y de las aguas residuales, la descontaminación se lleva a cabo utilizando sistemas de filtración y descontaminación con plantas acuáticas, desde el principio de que el agua que se recibe limpia debe devolverse limpia a su cauce natural. El 80% de las explotaciones piscícolas apoyadas por ASPROINCA toman el agua de las quebradas y nacimientos dentro de las fincas, el 20% restantes la toman de predios vecinos, siendo la disponibilidad de agua más abundante en las zonas frías y más escasa en la zona cafetera y cálida.

 

  • Recuperación de la biodiversidad local

Se realiza a partir de la implementación e integración de proyectos agrícolas, pecuarios acuícolas,forestales, mediante larecuperación de especies tradicionales, tanto vegetales como animales, lo que permite un uso adecuado y eficiente de los recursos disponibles. ​

Publicado en Diciembre 23 de 2002| Compartir
compartir en facebook compartir en facebook

Recomiende este contenido

Los campos marcados con (*) son obligatorios






Do not fill, please:

Grupo Semillas

Calle 28A No. 15-31 Oficina 302 Bogotá Teléfono: (57)(1) 7035387 Telefax: (57) (1) 2855728 Bogotá, Colombia. semillas@semillas.org.co
Sitio web desarrollado por Colnodo bajo autorización del Grupo Semillas
MAPA DEL SITIO | CONTACTENOS